Una de visados, por favor.

No sería fiel a la verdad si no admitiese que el proceso de gestión de visados es un tanto farragoso y, en ciertos momentos, tedioso. Pero no hay nada que no se solucione con tiempo suficiente de antelación y con cierto orden y cuidado a la hora de preparar toda la documentación requerida para la gestión de cada visado de modo que no nos falte ningún documento y nos retrase el proceso. Por eso, mi consejo principal es que se empiecen a solicitar los visados con un mínimo de dos meses de antelación al inicio del viaje. En mi caso, pendiente de la carta de invitación que me tenían que enviar los organizadores de AEGEE desde Rusia, no me puse en acción hasta, aproximadamente, un mes antes y confieso que no me quité el agobio “¿me dará tiempo a conseguir los tres visados antes del viaje?” hasta que no tuve en mis manos el pasaporte con el visado de Mongolia, visado que, por esa falta de tiempo, tuve que solicitar de urgencia (48h.) con el consiguiente desembolso extra.

Bien es cierto que el hecho de no vivir en Madrid o Barcelona, donde están ubicados los diferentes organismos que expiden los visados, ralentiza el proceso. En este caso, dependes de las agencias de mensajería para la entrega y recogida de la documentación, lo que suma días al proceso. Son varias las agencias que ofrecen el servicio de entrega y recogida de documentación: Nacex, Seur, UPS, etc. En mi caso, para el visado de China, por estrictas exigencias de Visa for China, recurrí a Seur; para las gestiones con Central de Visados Rusos, confié en su servicio propio de mensajería (sólo ofrecidos por Central de Visados Rusos en Madrid), ofrecido por UPS; y para el documento que me permitiría entrar en Mongolia volví a llamar a la puerta de Seur. No obstante, en este último caso, no para enviarlo directamente al Consulado de Mongolia en Barcelona, sino a casa de mi amiga Isabel que, viviendo en Barcelona, estando de vacaciones y siendo una persona de confianza, me hizo el enorme favor de ir en persona a gestionarme mi visado.

Podría contar en este post los documentos requeridos por cada organismo para la expedición del visado, así como los pasos a seguir, pero considero que resulta más interesante ofrecer los links de Central de Visados Rusos, Visa for China y Consulado de Mongolia, donde viene todo perfectamente explicado.

Siguiendo paso a paso las indicaciones encontradas en estas páginas webs y con la chequera o la tarjeta de crédito por delante, no hay visado que se resista. El visado más barato resultó ser el ruso (56 €, 30 € de la tramitación de Central de Visados Rusos y 26 € del servicio de mensajería), ya que, gracias a la carta de invitación, conseguí el visado de tipo humanitario, lo que me eximió de pagar las tasas de Embajada (35 €). Y el más caro fue el de China (129,78 €) debido a que, si lo solicitas por mensajería, te cobran un plus de “tasas de postal” de, ni más ni menos, 72,6 €, que hay que sumar a los 30 € de las tasas de visado y a los 16,98 € de los gastos del servicio de mensajería. Desde luego, un extra que me parece completamente desproporcionado para una gestión que, supuestamente, no resulta más compleja que la llevada a cabo in situ.

Algunos de los participantes en el evento, movidos por los consejos de personas que tomaron parte en el Sueño Transiberiano de ediciones anteriores, decidieron conseguir sus visados para Mongolia y China en Rusia. Supuestamente, allí era mucho más sencillo, rápido y algo más barato. Desde luego, podía ser tentador para evitarse lo farragoso y tedioso del proceso en España, pero también muy arriesgado. Y, sinceramente, aunque no lo parezca, no soy persona de riesgos, más bien todo lo contrario, me gusta tenerlo todo planificado y atado. Lo que sí que soy es persona de cumplir sus promesas; y, como ejemplo, este post, que responde a una referencia realizada en el post “Los preparativos” que rezaba “más adelante trataré de publicar un post práctico de cómo gestionar cada uno de los 3 visados”.

Con el visado de Mongolia sellado, una vez atravesado el puesto fronterizo de Altanbulag.

Un pensamiento en “Una de visados, por favor.

  1. Ojo! El visado chino sólo se puede solicitar en el país en el que resides, así que si tienes planeada la visita a China y vives en España, sólo se puede gestionar en el consulado chino en España!!
    El de Mongolia tiene menos trabas y se puede conseguir en la Embajada en Moscú o el departamento consular en Irkutsk, donde (creo) suele haber menos colas. Yo lo pedí ahí (si lo pides con urgencia y desembolsando un extra, te lo dan al instante); el papeleo fue una media hora y pagamos unos ¿50 euros? no recuerdo muy bien porque pagamos en rublos – y lo recogimos sin problemas 3 días más tarde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s